martes, 22 de noviembre de 2011

MICRORRELATO - Fracción de Segundo

Esta vez les dejo una versión del microrrelato que publiqué la semana pasada, "Álgida Piel", que tiene que ver con el amor. Ese amor que mueve montañas y es capaz de entregar la vida por él. Espero que lo disfruten...


Fracción de Segundo

A veces el amor resulta inesperado. La mujer que amas te deja por otro; te encuentra a ti con otra; e incluso puede que la relación resulta ser un fracaso. Esta vez fui yo el culpable. Destrocé su paciente y alocado corazón. Se lo saqué del pecho para siempre, estrujándoselo lentamente en una agónica espera que no tiene fin. Ella nunca me olvidará, lo sé. Su desgarrado corazón late en un frasco de cristal, pálido por el desahucio. Pero repito, soy yo el culpable, siempre lo soy. Aquella noche insistió que no condujera en el estado de embriaguez en el que me encontraba, y yo, complaciente de las quejas fundamentadas de mi amada, engendré sus palabras esbozando una sonrisa derrotada. Besé sus labios suavemente. Humectándoselos con mi cálida saliva. Le eché el cabello por detrás y bajé del coche. Bajé del coche pensando en llegar a casa y poseerla, amarla como ella acostumbra que lo haga. A lo mejor, si no acataba sus suplicas ahora estaríamos juntos. Suelo sensibilizarme en este estado de lo que estoy acostumbrado a sentirme cuando me abstengo al alcohol. Bajé del coche y la vi. Vi la muerte al volante de un camión totalmente descontrolado y derrapando por el frenazo, haciéndolo deslizar por el asfalto mojado de rocío. Me volví hacia ella que intentaba sacarse el cinturón de seguridad. La vi forcejear para liberarse de las garras que le apresaban. Vi su rostro desfigurado por el pánico. Sus agónicos gritos acallados por el chirrido de las ruedas y el rugir del motor, los convertían en gestos mudos. Vi sus lágrimas correr por sus sonrojadas mejillas. La vi alejarse de mí hasta que mi cuerpo arrollado tocó el asfalto y todo acabo.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias Flor, me alegro que te gustara. A ver que sale para la semana que viene. Si te gustan las emociones fuertes, ya sabes donde encontrarlas...

    ResponderEliminar
  2. muy bueno, es como que te vas imaginando la cara de ella...

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que te gustara Seba. Es verdad lo que dices, a mi me surte el mismo efecto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar